Reservas directas

Historia

Posada Nativa Miss Trinie es una casa con más de 100 años de existencia. Aquí encontrarás una nota en la que te contamos toda nuestra historia

La Posada Nativa Miss Trinie es una casa nativa, su historia data desde hace 107 años (entre 1010 y 1912) y fue fundada por el Doctor Thomas Daniel Wilberford Hemans, primer médico que llegó al Archipiélago. Esta casa nativa ha sido heredada de generación en generación hasta llegar a los actuales dueños.Hace aproximadamente 107 años atrás, el Doctor Thomas Daniel Wilberford Hemans médico cirujano graduado en la escuela de Londres y New York junto a su primo el señor Philip Phillips graduado como fotógrafo (conocido conocidos en esa época como los magos de la caja negra), prefirieron instalarse en San Andrés por considerar que en la Isla haría más falta un médico que en su natal Jamaica, territorio inglés con el que había por la época(1907 aproximadamente) frecuente intercambio comercial y migratorio.

 

 
El Doctor Thomas Daniel Wilberford Hemans, a su llegada a la Isla de San Andrés, ejercía su labor de medico clandestinamente por falta de permiso por el gobierno del Archipiélago. Durante ese tiempo conoció una de las familias más adineradas de la Isla los May, estos eran de piel clara y la gran mayoría de ojos claros, descendiente de esta familia conoció a una hermosa Dama de nombre Alvorda May la cual a primera vista quedo locamente enamorado, para ella no era el indiferente, se sentía atraída por los encantos de este joven de tés morena, alto fornido con rasgos simpáticos distinto a los rasgos que normalmente había conocido. En esta época donde predominaba las personas de tés blanca, los matrimonios arreglados, el estatus en la sociedad esta relación no sería vista con buenos ojos, principalmente por su padre David May Pomare un señor poderoso, conocido y respetado por la sociedad, el cual se negó rotundamente a esta relación. Trato de alejar a su hija del Doctor Hemans, que con rabia le dijo “Alvorda si me hubieras dicho que tus necesidades era de un mico te lo encargaría de los estados unidos”. Pero ante las adversidades siempre predomino el bello, puro, respetuoso y gran amor entre estos dos jóvenes, que separados en silencio se amaban cada día más.
 

 
El Doctor Hemans con sus grandes intereses por la salud de las de la comunidad Isleña tenia sumado el gran amor por su bella Alvorda, amor que lo impulso a luchar por un permiso del gobierno para ejercer legalmente su profesión, este cada vez más conocido entre la sociedad se ganaba día a día el respeto y el aprecio de la sociedad, de la misma manera mejoraba su relación con el Señor David May (su suegro) a quien en varias ocasiones le brindaba su servicio como médico debido al delicado estado de salud de su esposa Miss Julia Hawkins (madre de Alvorda). Como ganancia de su labor como médico y el apoyo de sus padres en Jamaica, el Doctor Hemans comenzó construcción en un terreno en predios colindantes a la hoy Iglesia de la Sagrada Familia. al terminar su residencia contrajo matrimonio a escondidas con la joven Alvorda May provocando forzadamente la aprobación de esta relación al señor David padre de ella. 
Al poco tiempo de casados en 1910 el Gobierno de San Andrés, otorga su permiso para ejercer como médico cirujano al Doctor Thomas Daniel Wilberford Hemans, el cual con este triunfo funda otra casa la cual es utilizada como su consultorio médico (este se encuentra actualmente funcionando como la Posada Nativa Miss Trinie).
 

 
De su matrimonio con Alvorda nacen dos hermosas niñas Ora y Tressy, esta nueva familia conocida como la familia Hemans May disfruto de su estancia en su casa residencial hasta que por magia negra que en esa época mucho se veía, era perjudicada la paz del hogar y la salud de las niñas, en ocasiones les aparecía alfileres en los teteros de las niñas en las noches ellas lloraban desesperadamente por sombras desconocidas, por este motivo deciden mudarse a la casa utilizada anteriormente como consultorio médico, y que hoy día es conocida como Posada Nativa Miss Trinie. Al pasar los años el Doctor Hemans ganaba más posición entre la sociedad conociéndose como uno de los hombre más recordados de la época, al tiempo más querido por la familia May, por su fama trascendiendo el tiempo llegando hasta nuestros días por su dedicación a la medicina y por los testimonios escritos de los sacerdotes católicos irlandeses que vivieron en la islas durante los años 1915 a 1925. Considerando las cerradas costumbres de su tiempo, adiestró a varias mujeres isleñas en el oficio de parteras.
En el año 1931 el Doctor Hemans se enferma del corazón, motivo por el cual se ve obligado a trasladarse a la Ciudad de Panamá en busca de ayuda médica lugar en donde fallese a los 46 años dejando viuda a la señora Alvorda y huérfanas a sus dos hijas Ora y Tressy. 
 

Actualmente esta vivienda en donde residían y ejercía el Doctor Hemans es utilizada por sus descendientes como Posada Nativa conservando sus historias y partes de sus decoraciones desde esa época en que fue construida. Sus cubiertos de plata, vajillas, muebles, baúles de viaje, paredes, fotografías tomadas por su primo fotógrafo (el mago de la caja negra) el señor Philip Phillips, incluso las gafas de oro del Doctor Hemans se mantienen intactas en este lugar conservando la magia la alegría, las historias que en esas paredes se vivieron en esa época.